¿Qué es un invernadero?

En la foto de la izquierda tenéis uno. Un invernadero es una estructura, normalmente de cristal o un material similar (metacrilato por ejemplo).

La mayoría de ellos tienen la forma de casa. Podemos imaginar que el invernadero es una casa que se construye para que las plantas puedan desarrollarse mejor, a salvo de las inclemencias climatológicas y de las plagas.

El invernadero permite que pase la luz del sol (ya sabéis lo importante que es para las plantas) y mantiene una temperatura con menos variaciones que en el exterior; gracias a ello evitamos que el frío, el calor excesivo o el viento perjudiquen a nuestras plantas. De esta manera, podemos cultivar plantas en cualquier estación del año.

 

El cultivo de plantas en un invernadero tiene muchas ventajas:

  • Podemos conseguir cosechas más abundantes (o plantas más frondosas).
  • Es más fácil controlar las plagas y enfermedades.
  • Reducimos el riesgo de catástrofes por el viento, lluvia, granizo,...
  • Podemos cultivar en cualquier época del año.
  • Se reduce el uso de fertilizantes (abonos) y plaguicidas (productos químicos para combatir las plagas).
  • Trabajaremos en un medio más seguro y cómodo.

Mirad en esta foto el resultado tan vistoso que podemos conseguir al cabo de un tiempo. Se ve que a estas plantas les gusta su casa.


En este vídeo nos explican cómo construir un invernadero con botellas de plástico:



TIPOS DE INVERNADEROS SEGÚN EL CLIMA
Invernaderos fríos

Un invernadero frío es el más barato de mantener, ya que consiste en una estructura que sólo recibe el calor del sol.

Si es zona de inviernos fríos, la temperatura interior del invernadero será de aproximadamente 5ºC por encima de la temperatura exterior.

Este tipo de invernaderos se usa para sembrar o almacenar plantas de semillero a finales de invierno o primavera (3 ó 4 semanas por delante de la época de plantación en el exterior).

También se puede utilizar en verano y hasta principios de otoño para cultivar determinadas plantas.

En una zona de inviernos fríos también se puede emplear para guardar las plantas de exterior semi-resistentes.

Invernaderos frescos

Este tipo de invernadero puede mantener una temperatura mínima de 5-7ºC.

Estos invernaderos se calentarían durante los meses de invierno en zonas de clima frío. Puede usarse para:

  • Proteger a las plantas sensibles a las heladas.

  • Para cultivar plantas tres o cuatro semanas antes que en el invernadero frío.

  • Para cultivos de estación templada durante el verano.

  • Para cultivos de clima fresco durante el otoño e invierno.
Invernaderos templados

Este tipo de invernadero puede mantener una temperatura mínima de 13ºC con calor adicional durante el día y la noche, dependiendo de su emplazamiento.

Los costes de calefacción subirán a medida que bajen las temperaturas.

Ofrece unas buenas condiciones para el cultivo de hortalizas y de muchas plantas anuales.
Invernaderos cálidos
Este tipo de invernadero resulta ser el más caro en cuanto a su mantenimiento, ya que mantiene una temperatura mínima de 18ºC con la ayuda de calor adicional. Aunque puede resultar demasiado sofocante para muchas hortalizas, puede destinarse al cultivo de plantas tropicales y subtropicales.

 


En esta página podemos encontrar más información sobre el invernadero.

 

 

Unidad didáctica para el Primer Ciclo de la Educación Secundaria Obligatoria